viernes, 7 de marzo de 2014

7 de Marzo: Dia del Hincha de Racing


7 de Marzo de 1999 es un día muy recordado por todos nosotros, los hinchas de Racing. Por eso fue definido como nuestro día, el "Día del Hincha de Racing".

Hace 15 años una multitud de hinchas de Racing llenamos el Cilindro demostrando que Racing estaba más vivo que nunca.



"...Si llenamos nuestra cancha y no jugamos, defendimos del remate nuestra sede...", reza uno de los temas que más se escucha todos los fines de semana en las tribunas de Racing. Esa, como tantas otras canciones, resume la historia de la Academia en la que los hinchas son una parte fundamental porque acompañaron al equipo en las buenas y en las malas. Hace 15 años, el club que supo ser el ejemplo a seguir en los comienzos del fútbol profesional estaba en el peor momento institucional de su historia. Deudas por doquier, pésimas campañas y dirigentes deshonestos llevaron el club a la quiebra.

El 3 de marzo de 1999, la síndico Liliana Ripoll, encargada de manejar las finanzas del liquidado Racing, sentenció: "Racing Club Asociación Civil ha dejado de existir". Los corazones de miles de hinchas se hicieron pedazos, pero al instante resurgieron y empezaron a latir más fuerte que nunca por el club de sus amores;

la puerta de la sede situada en Avenida Mitre 900 se pobló de almas racinguistas que lograron impedir la clausura de la misma. Todo terminó como ya sabemos, con Daniel Lalín sangrando por un redoblante que se estrellaba en su cara y con la gente de Racing desesperada por no asimilar que el final parecía inminente.



Pero Racing siempre resurge y de tan gigante que es, se hizo escuchar. Al día siguiente, el 4 de Marzo, una multitud se presentó en el Congreso de la Nación y en la Plaza de Mayo con banderas, papeles y pancartas, dispuestos a hacer lo que sea para que Racing siga disputando los torneos de AFA.


3 días después, el 7 de Marzo, el equipo debía debutar en el Cilindro de Avellaneda por el torneo local pero por estar intervenido el partido no se jugaría, la misma multitud, incrementada por otros cuantos miles de fanáticos llenaron el Cilindro de ilusión y pasión, y alrededor de 40 mil almas pidieron al de arriba por Racing y por todos esos corazones a punto de estallar de impotencia y bronca, pero también de locura por la Celeste y Blanca. Presenciaban lo que era la mayor asistencia a un estadio en la fecha número 1 del Clausura 1999. Si, Racing, sin jugar, llevo más gente que en el resto de los estadios donde sí había futbol.

El amor pudo más que cualquier sentencia y el club no se remató.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada